¿Velo de novia? Estos son los diferentes tipos que existen

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Momem Fotografía

Foto: Momem Fotografía

El velo es uno de los accesorios más especiales del look de novia, no obstante, es un complemento optativo. Antiguamente, se lucía como signo de pureza, para ‘proteger a la novia y velarla’ de cualquier aspecto negativo. Hoy en día, muchas novias deciden llevarlo el día de la boda, no por su significado antaño, sino por la elegancia que le aporta al look. El velo se ha reinventado y llega hasta nuestros días como un elemento más del estilismo nupcial, teniendo en algunos casos, todo el protagonismo.

Si tienes ya tu vestido de novia, es el momento de decidirte por los accesorios que lo acompañarán. En este caso, quiero centrarme en el velo y explicarte un poco más acerca del mismo. Existen diferentes tipos, más cortos o más largos, que son más adecuados para según qué estilo de celebración. ¡Descúbrelos conmigo!

Bianca, Colección Tándem, de María Baraza | Foto: Alejandra Godia

Bianca, Colección Tándem, de María Baraza | Foto: Alejandra Godia

Velo blanco o de color

Los velos blancos pueden escogerse diferentes tonos: blanco, champán o marfil, principalmente; y habrá que elegirlo en el mismo color que el vestido. En cuanto al tejido puede ser liso, con bordados, encajes, aplicaciones de pedrería e incluso de plumeti, que son sensacionales. Estos encajan a la perfección en una boda romántica ya que le dan un toque femenino y sofisticado.

Javier Berenguer

Foto: Javier Berenguer

He de destacar que esta reinvención del velo, ha dado lugar a maravillosas creaciones en color. Si quieres lucir un velo de color, lo ideal es apostar por un tono pastel que combine con otros detalles de tu look, como el tocado, el ramo o los zapatos. Es importante darle un mismo sentido a la vestimenta. A mí, personalmente, esta opción me encanta, porque personaliza el estilismo de la novia al máximo y le da un toque de color sensacional que contrasta con el blanco del vestido.

 Crazy Love Shots

Foto: Crazy Love Shots

Velo de catedral

Comienzo la selección por el velo más largo. Su longitud es mayor a la del vestido, cae por el suelo uniéndose con la cola del vestido y fundiéndose en uno. Es el tipo de velo ideal, como su propio nombre indica, para ceremonias que se celebran en catedrales o en iglesias imponentes. El tejido se debe elegir dependiendo del diseño, si el vestido es sencillo, permitirá un velo más trabajado.

 Javier Berenguer

Foto: Javier Berenguer

Velo de capilla

Este tipo de velo es unos centímetros más corto que el anterior. Se suele ver en novias que se casan en una ceremonia religiosa y lucen el velo hasta el suelo sin llegar a rozarlo. El vestido siempre es más largo y, dependiendo de este, se escogerá el velo. Si el vestido que luzcas es muy recargado, lo ideal es que el velo sea completamente sencillo.

Javier Berenguer

Foto: Javier Berenguer

Velo de vals

El velo de vals tiene un corte midi, o en algunos casos, unos centímetros más, pudiendo llegar a la altura del empeine. Este velo es uno de los más utilizados por la comodidad de su uso y, porque aunque se confeccionen para ceremonias religiosas, en su mayoría, también lo podemos ver en bodas civiles.

Crazy Love Shots

Foto: Crazy Love Shots

Velo de codo

Su largo llega hasta el codo y es uno de los velos cortos más elegidos. Se sujetan al peinado escogido y caen desde la mitad de la cabeza hasta la altura de la mitad del brazo. Es el velo más lucido en las ceremonias civiles por las novias que quieren llevar un estilismo sencillo de corte recto.

 Javier Berenguer

Foto: Javier Berenguer

Velos cortos

Entre los velos cortos, se encuentra, en primer lugar, el velo cascada, porque su forma simula este fenómeno natural. Es un velo del que tengo que destacar su volumen con respecto al resto. Se ven, sobre todo, acompañando a diseños con escote palabra de honor o cuello barco y llegan hasta la cintura.

En segundo lugar, el velo corto o blusher, que no es el más corto pero tiene muy poco recorrido, hasta el hombro. Es el complemento perfecto a vestidos de estética vintage y corte midi. Le da un aire retro inigualable al estilismo de novia.

Y en último lugar, el velo ruso o francés. Es el más corto, de hecho, hay quienes lo consideran más un tocado. Deja ver el rostro de la novia a través de una redecilla o malla y cae hacia uno de los lados de la cara. Es muy sensual y también tiene un toque vintage.

Sara Lobla

Foto: Sara Lobla

Un besote,

Rodolfo Mcartney.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Soy un apasionado de la comunicación, la moda, las bodas, los animales, la tecnología, las gafas, los relojes y la cocina. Mi compañera inseparable en este viaje es Lupe una chihuahua que llegó a mi vida de casualidad desde Granada en el 2014. Tengo una agencia que comunicación y eventos. Si necesitas ayuda en tu empresa, pregúntame. Será todo un honor poder apoyar tu estrategia. ¿Nos tomamos un café? Madrid, España

Be first to comment